¿ Qué estás haciendo con tus talentos ? – “La parábola de los talentos en Vídeo”

 

Esta es la parábola que más me gusta y se encuentra en ( Mateo 25, 14-30) . La parábola de los talentos nos hace recapacitar de la misión que tenemos en este mundo. Nos muestra que Dios quiere que multipliquemos nuestras riquezas ya sean materiales o espirituales.

Muchas personas viven el día a día sin objetivos ni rumbo en sus vidas enterrando sus esperanzas, metas y  sueños.  Este post está hecho con mucho cariño y espero que sirva para un momento de reflexión en sus vidas.

El dueño de la hacienda castigó al siervo que enterró su único talento

 parabolastalentos3

 

¿CREES QUE DIOS QUIERE QUE ENTIERRES TUS TALENTOS?

parabolatalentos2 

A continuación el vídeo con la parábola de los talentos

 

 A continuación el texto Bíblico original. 

parabolatalentos1

“Había una vez un hombre que necesitaba viajar al extranjero. El hombre mandó a llamar a sus 3 siervos más leales encomendándoles su hacienda: a uno le dio cinco talentos, a otro dos y a otro solo uno, a cada cual según su capacidad; y se ausentó. enseguida, el que había recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y ganó otros cinco. Igualmente el que había recibido dos ganó otros dos. En cambio el que había recibido uno se fue, cavó un hoyo en tierra y escondió el dinero de su señor. Al cabo de mucho tiempo, vuelve el señor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos. Llegándose el que había recibido cinco talentos, presentó otros cinco, diciendo: Señor, cinco talentos me entregaste; aquí tienes otros cinco que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el de los dos talentos dijo: Señor, dos talentos me entregaste; aquí tienes otros dos que he ganado. Su señor le dijo: ¡Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor. Llegándose también el que había recibido un talento dijo: Señor, sé que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste. Por eso me dio miedo, y fui y escondí en tierra tu talento. Mira, aquí tienes lo que es tuyo. Mas su señor le respondió: Siervo malo y perezoso, sabías que yo cosecho donde no sembré y recojo donde no esparcí; debías, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y así, al volver yo, habría cobrado lo mío con los intereses. Quitadle, por tanto, su talento y dádselo al que tiene los diez talentos. Porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará. Y a ese siervo inútil, echadle a las tinieblas de fuera. Allí será el llanto y el rechinar de dientes”

 

Definitivamente una parábola con un gran mensaje y que es infaltable en esta página web

 

Saludos

Walter E. Terán

www.tallerdelideres.com

1 Comment

  • Nicomedes Ruiz

    06/02/2013

    Hola quiero agradecer a Dios por sus vidas, taambien por la lavor que estan realizando con esta pagina la cual sirve de mucho apoyo a la humanidad y sobre todo a los que queremos aprender y estudiar la palabra de Dios .
    Gracia nuevamente por que en ella me estoy apoyando para dar mis clases en la escuela dominical y tambien en los estudios biblicos de la celula que Dios me ha permitido que dirija .
    que Dios los continue bendiciendo sobrenaturalmente.

    [Reply]

Leave A Response

* Denotes Required Field